lunes, 19 de octubre de 2020

Interior y Policía frustra 12 fiestas clandestinas


Agentes policiales en uno de los establecimientos en donde se violó el toque de queda.


 El Ministerio de Interior y Policía (MIP), a través de la dirección de Control de Bebidas Alcohólicas (COBA) frustró varias fiestas clandestinas que estaban previstas a realizarse en el Distrito Nacional, los municipios de Guerra y Pedro Brand, de la provincia Santo Domingo, y en San Cristóbal.

Esto, porque violentarían de esa manera el toque de queda y el distanciamiento físico dispuestos por las autoridades.
En los operativos, en la que también participaron agentes policiales y soldados de la Armada Dominicana, fueron apresadas nueve personas por ser organizadores de dichas fiestas, las cuales son investigados por las autoridades para ser sometidas a la acción de la justicia.
Henry Veras, director del COBA, advirtió a los organizadores de ese tipo de eventos clandestinos que no se aventuren a realizarlos, porque de hacerlo pagarán las consecuencias, ya que tiene instrucciones del ministro Jesús Vásquez Martínez de seguir actuando acorde a la Ley, para evitar la expansión de la covid-19 en el país.
“Tenemos las informaciones de las fiestas clandestinas programadas para el futuro, que no inventen con violar el toque de queda, porque actuaremos caiga quien caiga”, enfatizó Veras.
Precisó que trabajan en coordinación con la Policía Nacional, y los organismos de seguridad del Estado, para identificar a los promotores y demás organizadores de dichos eventos.
Por otra parte, manifestó que durante las jornadas del fin de semana, realizada en coordinación con Salud Pública, la Policía Nacional y la Armada Dominicana, también fueron cerrados 12 negocios y 43 notificados por violar el toque de queda y el distanciamiento físico.
Los operativos fueron realizados en Santiago, Santo Domingo Oeste, Santo Domingo Norte, Boca Chica, Distrito Nacional, San Cristóbal y San Francisco de Macorís.

Multitud desafía

Anoche una multitud de jóvenes que se divertía tomando bebidas alcohólica y fumando hookah en la calle Central de Los Mameyes, Santo Domingo Este, se exponían a ser contagiado y a la transmisión de coronavirus, ya que ni siguiera portaban mascarillas.
Toda la calle estaba llena de carro y para dispersarlos del lugar varias patrullas de la Policía tuvieron que realizar varios disparos al aire.
A demás de las los agentes, que a últimas horas se presentaron al lugar, una fuerte lluvia que se produjo hizo que los agentes abandonaran el lugar.
El desafío a las autoridades y la violación al “toque de queda”, se ha convertido en una práctica en los barrios del Gran Santo Domingo, y aunque los negocios aparentemente cierran sus puertas, hay algunos que discretamente venden bebidas de forma clandestina lo que incentiva a los jóvenes a continuar la parranda de fin de semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Indios de San Francisco barren a Soles; pasan a final de la LNB

París  París Bass realiza una ofensiva ante Nehemias Morillo y Kelvin Peña. Los Norteamericanos París Bass y Greg Foster Se combinar...