viernes, 7 de agosto de 2020

BRAYELIN MARTINEZ superó obstáculos y hoy goza de éxito


La vida de un atleta de alto rendimiento es bien difícil, aunque muchos no lo crean.
Son cientos de horas y meses de arduo trabajo para obtener un objetivo en un torneo específico y todo puede caerse en pocos minutos.
Y más si el deporte es de conjunto. Las metas para llegar a la gloria se hacen más duras y las cuestas son más empinadas.
Reporteros de HOY conversaron con la estelar rematadora de la Selección Nacional de Voleibol, Brayelin Martínez, quien habló largo y tendido sobre cuáles han sido sus momentos de gloria y sus momentos de mayor frustración.
Martínez declaró que el partido que jamás ha olvidado fue cuando perdieron en el Mundial de Italia en 2014 ante la República de China, en forma dramática tres sets por dos, luego de que la República Dominicana había dominado los primeros dos parciales a sus rivales y se pensaba que la victoria era inminente.
“Mira, aquel momento en que se acabó el partido, todas nos mirábamos y nos preguntamos con la mirada, qué pasó”, dijo.
Comentó que ellas hicieron todo lo posible en el juego para haberse llevado el triunfo de manera cómoda, pero luego del tercer games, las cosas cambiaron radicalmente, en perjuicio del equipo nacional.
“Es algo que seis años después no le encontramos explicación, cómo ganando un juego dos sets por cero, permitimos que viniera esa reacción de las chinas y dejarnos quitar ese partido que nos llevaría bien lejos en ese Mundial”, dijo Brayelin.
El lado agradable
El otro encuentro, esta vez el positivo, que ahora vive en su memoria, fue cuando en septiembre del año 2015 ayudó junto a sus compañeras a darle a la República Dominicana la medalla de oro, en forma invicta, del Campeonato Mundial Juvenil, que se celebró en Puerto Rico.
Indicó que era la primera vez que el voleibol femenino juvenil del país se alzaba con una medalla de oro.
Recordó que la vez que más cerca tuvieron fue en 2009 cuando las dominicanas cayeron vencidas ante Alemania en el Campeonato Mundial de ese año, donde Brenda Castillo se ganó la triple corona y fue la Jugadora Más Valiosa, por su soberbia actuación en la cancha.
“El juego por el oro en Mundial Juvenil se fue al quinto parcial y Brasil nos ganaba 13-11 en el quinto parcial y logramos venir de atrás con buenos remates y aprovechamos dos errores en el ataque de Brasil y nos llevamos el oro”, indicó.
Apuntó que cuando el partido se empató a 14 puntos, ellas pensaron que el triunfo estaba en sus manos y que no lo dejarían escapar, y así fue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Indios de San Francisco barren a Soles; pasan a final de la LNB

París  París Bass realiza una ofensiva ante Nehemias Morillo y Kelvin Peña. Los Norteamericanos París Bass y Greg Foster Se combinar...