47 años después: Aún desconocen paradero restos de Caamaño Deñó - Tenares Online

Recientes

domingo, 16 de febrero de 2020

47 años después: Aún desconocen paradero restos de Caamaño Deñó


 Al cumplirse hoy 47 años de la muerte del coronel y ex presidente constitucionalista de la República Francisco Alberto Caamañó, todavía el pueblo dominicano desconoce el paradero de sus restos a pesar de que en la bóveda del Panteón Nacional reposa un mandato en “Espera de sus restos” y la Procuraduría General de la República se comprometió a ofrecer respuestas.
Sus hijos Alberto, Francisco, Paola, Román y Tania Caamaño, los tres primeros de su primera esposa María Paula y los dos últimos de Vicenta Vélez, desconocen el destino de la osamenta de su padre.
Mientras Fellita Caamaño, quien se proclama una de las principales colaboradora de su primo el Coronel de Abril, dijo que cree que las osamentas de Caamaño están en el mar Caribe.
A Caamaño lo fusilaron el 16 de febrero de 1973 en la loma de Nizaíto, en la Horma de San José de Ocoa. 
Fue agarrado herido tras un enfrentamiento con miembros del Ejército. 
Se dice que al día siguiente desaparecieron sus restos.
Los guerrilleros que acompañaron a Caamaño procedentes de Cuba y que desembarcaron en la noche del 3 de febrero fueron Hamlet Hermann Pérez, Alfredo Pérez Vargas, Claudio Caamaño Grullón, Ramón Euclides Holguín Marte, Juan Ramón Payero Ulloa, Toribio Peña Jáquez, Mario Nelson Galán Duran, Heriberto Giordano Lalane José. 
Se transportaron en un pequeño barco al que llamaron Black Jak.
Pisaron tierra dominicana por la playa Caracoles en la provincia de Azua, en el sur, con la intención de iniciar un frente guerrillero contra el gobierno del entonces presidente Joaquín Balaguer.
Su compañero de expedición Hamlet Herman sustentó la tesis de que después de fusilado el coronel líder de la Revolución de Abril en la montaña de Nizaíto de San José de Ocoa, el teniente Ejército, Juventino Matos, recibió ordenes de rociar gasolina al cadáver e incinerarlo y al día siguiente los huesos que el fuego no devoró fueron introducidos en fundas plásticas y trasladados a la Base Aérea de San Isidro en un helicóptero.
Ya en la pista de esa terminal las fundas con la osamenta fue desmontada del helicóptero y trasladada a un avión de carga C-47, pilotado por el coronel Román Carbuccia y Restituyo quien después de sobrevolar el mar Caribe recibió órdenes de lanzarlo al mar.
Después de 40 años en el 2013, mediante la Ley 4-13, promulgada por el presidente Danilo Medina se ordenó a la Procuraduría General de la República, en esa ocasión representada por Francisco Domínguez Brito, realizar una investigación y determinara el paradero de los restos de Caamaño.
La investigación en ese sentido estuvo a cargo del procurador adjunto Bolívar Sánchez Veloz, director del Departamento de Asuntos Internos.
Pero, algunos días después se archivó la investigación sin ofrecer una respuesta.
Esto ocurrió así a pesar de que la Ley 4-13 de febrero 2013 ordenó el traslado de los restos de Caamaño al Panteón de la Patria y la Procuraduría debía realizar una investigación para determinar el paradero de los restos del histórico coronel.
La Procuraduría abrió la investigación después que el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) realizó una prueba de ADN a los presuntos restos de Caamaño que descansaban en la tumba del Cementerio de la avenida Máximo Gómez, determinando que estos no se correspondían con los líder de la Revolución de Abril.
Historia
Caamaño fue designado presidente de la República el 3 de mayo de 1965, por el Congreso Nacional electo en las elecciones generales del 20 de diciembre de 1962, bajo la presidencia del doctor Rafael Molina Ureña.
Cuando se produjo el acto de juramentación Caamaño era el líder del movimiento constitucionalista que luchaba contra las fuerzas que decidieron el golpe de Estado el 25 de septiembre de 1963, al presidente Juan Bosch donde se interrumpió el gobierno constitucional que había iniciado el 27 de febrero de ese mismo año.
La Revolución de Abril de 1965 fue un movimiento armado que inició el 24 de ese mes y año exigiendo la restauración del Gobierno Constitucional de Juan Bosch sin la celebración de nuevas elecciones, pero la intervención militar del Gobierno de Estados Unidos del presidente Lindon B Jhonson lo impidió.
La Guerra de Abril de 1965 terminó el 3 de septiembre de 1965, con la juramentación del Presidente provisional Héctor García-Godoy, producto de un pacto negociado que llevó al coronel Caamaño al exilio en Londres, pero con un cargo diplomático.
 Meses después desapareció y se supo que estaba en Cuba.
En febrero de 1973 apareció en las montañas de República Dominicana.
Un apunte
Memoria
En honor a su memoria hoy se realizará una misa a las 11:00 de la mañana en la iglesia Las Mercedes, de la Zona Colonial del Distrito Nacional, donde sus familiares, amigos y ex compañeros de lucha tienen contemplado encontrarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario