TenaresOnline

Población haitiana aumenta de manera alarmante en pueblos fronterizos de RD


 A pesar de las medidas adoptadas por las autoridades militares la entrada de indocumentados sigue siendo uno de los principales problemas de la frontera, en zonas de la provincia Dajabón.

Caminar por calles y barrios de de la provincia y sus municipios: 
Partido, Loma de Cabrera y Restauración el denominador común es la gran cantidad de haitianos viviendo allí, algunos legales, pero la gran mayoría no posee documentos.
Para algunos residentes aquí la entrada de esas personas al territorio nacional obligatoriamente guarda relación con la permisibilidad de quienes tienen que vigilar los puestos de chequeo, que son vigilados por cinco, seis y hasta ocho militares.
Por la emigración, el lugar más crítico de la provincia es el municipio de Restauración, por la gran cantidad de indocumentados que han hecho de ese lugar su residencia.
Según moradores consultados por El Nacional entre el 45 o 48 por ciento de los munícipes son indocumentados que se han ido asentados “poco a poco”, en violaciones a las leyes vigentes.
El auge de indocumentados es tal en Restauración, que los dominicanos construyen “casuchas” para alquileres de “piezas” a estas personas, lo que se convierte en un peligro de salud pública, ya que las mismas no cuentan con espacios sanitarios adecuados para éstos hacer sus necesidades fisiológicas.
En esos lugares habitan cientos de extranjeros indocumentados, que se ven obligados a hacer sus necesidades a la intemperie.
 A eso hay que agregarle que han tomado espacios públicos para la venta de ropas y otros productos.
Para el intelectual y profesor José Antonio Urbaez lo que está ocurriendo allí es de preocupación, ya que ocho de 10 parturientas en el hospital municipal no poseen documentos.
Sostuvo que la misma situación está pasando en las escuelas públicas, y que el problema en ese sentido, es de mayor gravedad en las zonas rurales, las cuales son habitadas 100 por ciento por haitianos.
Urbaez explicó que 20 años atrás los haitianos sin documentos venían al municipio y se instauraban en zonas rurales, pero que ahora habitan en la parte urbana.
Para el negociante José Miguel Marte los operativos que hacen los militares en Restauración están equivocados, ya que se limitan a la calle principal, pero que los haitianos utilizan otras vías para entrar al lugar.
“Solo tiene que ir al parque municipal después de las 8:00 de la noche, y te darás cuenta la gran cantidad de haitianos ilegales y los militares no hacen nada”, puntualizó.
La población de haitianos aumenta en los pueblos de la zona fronteriza.

Publicar un comentario

0 Comentarios